Change

El funcionamiento hasta ahora

Como ya es sabido, Kuailian comercializa licencias de software, o kuais.

Estos kuais tienen un coste de 100 USD, pero se pagan con su contravalor en ETH.

Cada vez que alguien adquiere kuais, aporta un número determinado de ETH al pool. Esta aportación es lo que se conoce como “el colateral”.

Ese número de ETH aportados representa un determinado porcentaje en relación al total de ETH que Kualian ha recibido por el total de kuais vendidos.

Lo que se conoce como “% de participación del pool“.

Ese porcentaje de participación tiene una doble función.

Por una parte sirve para calcular el % que le corresponde a cada usuario de los rendimientos que Kuailian obtiene cada día por su actividad de staking.

Y por otra parte sirve para calcular el valor que recuperará el usuario el día que finalice su contrato. Dicho valor será el resultado de aplicar el % de participación al valor del pool ese día.

Es decir, la base de cálculo hasta ahora ha sido el ETH.

Esto no significa que en el pool haya ETH. Los ETH que se reciben en el pool son automáticamente convertidos a otros tokens con los que Kuailian hace staking.

Conviene tener esto presente porque hay personas que, de forma errónea, piensan que si han aportado al pool una determinada cantidad de ETH y ETH se va revalorizando, eso va a significar una revalorización de su colateral. Kuailian no mantiene esos ETH’s.

El problema

Esta base de cálculo en ETH combinada con un crecimiento descontolado de ETH ha supuesto diversos problemas:

1. Problemas “ficticios”

Bajada aparente en los rendimientos

Por muy bien que se pueda comportar el pool, y aunque los rendimientos sean crecientes, estos rendimientos se reciben en tokens. Si ETH crece a un ritmo superior al que lo hacen los tokens, con esos tokens generados, aunque sean más, se pueden comprar menos ETH.

Al final, lo que percibe el usuario es que está recibiendo menos ETH’s. Aunque esos ETH’s valgan mucho más, la percepción es que los rendimientos están bajando.

Bajada aparente en el valor del pool

El mismo caso anterior aplica al pool. Por mucho que los tokens que componen el pool se revaloricen, y por tanto el pool aumente de valor, si ETH se revaloriza más que esos tokens, el resultado final es que el pool, vale menos ETH. Aunque su valor final en USD sea superior.

2. Problemas “reales”

Los dos problemas anteriores son puramente contables, pero hay otros problemas más reales.

Como se ha comento más arriba, el porcentaje de participación que determina la base de cálculo para el reparto de los rendimientos diarios y para la devolución del colateral al vencimiento del contrato se calcula en base a los ETH aportados al pool.

Pero eso genera grandes desigualdades.

Por ejemplo, una persona que compró 10 kuais (1000 USD) cuando 1 ETH costaba 100 USD aportó 10 ETH’s al pool.

Mientras que otra persona que compró los mismos 10 kuais (1000 USD) cuando 1 ETH costaba 1000 USD aportó sólo 1 ETH al pool.

Es decir, ambos aportaron 1000 USD, pero el primero aportó 10 veces más ETH que el segundo.

Eso significa que su porcentaje de participación es 10 veces superior, y por tanto recibirá 10 veces más rendimientos por su aportación y recuperará 10 veces más de colateral.

Lógicamente, ante un ETH cada vez más alto, la situación se vuelve insostenible, ya que los nuevos socios obtienen rendimientos ridículos comparados con los socios más antiguos. Y su potencial retorno del colateral también es muy inferior.

Esto es un agravio comparativo, lo que en la práctica se traduce en que es prácticamente imposible que nuevos socios se interesen por el producto.

La solución

La solución que ha adoptado Kuailian para eliminar estos desequilibrios pasa por utilizar como base de cálculo el USDT en vez del ETH.

El USDT es una Stable Coin que tiene paridad 1:1 con el dólar.

Por tanto, elimina el problema de los cambios de cotización que tenía el ETH.

Así, dos personas que compren 10 licencias (que ahora se llaman SPU en vez de kuais), en ambos casos aportarán 1000 USDT’s al pool.

Eso implicará que el porcentaje de participación de ambas personas sea el mismo, independientemente del momento en el que adquirieron las licencias.

El proceso de cambio: De los kuais a los Multistrategy SPU

Los usuarios que compren estas nuevas licencias SPU (Staking Power Unit), que se empezarán a comercializar a primeros de marzo, ya lo harán utilizando esta nueva base de cálculo.

Pero ¿qué ocurre con los clientes actuales?

Los actuales poseedores de kuais de Bajo y Medio Riesgo tienen la opción de escoger si desean transformarlos en SPU’s sin ningún coste asociado (los kuais de Alto riesgo todavía no se pueden transformar) o si desean conservar sus kuais.

Los beneficios del cambio son evidentes:

  • Una base de cálculo más equitativa
  • Unos rendimientos más claros, que no se vean distorsionados por eventuales cambios de precio del token de pago.
  • Un valor del pool más claro, por el mismo motivo que el punto anterior
  • Unos productos con mejores rendimientos, ya que los SPU incorporan a partes iguales staking de tokens de bajo, medio y alto riesgo, por lo que su potencial rendimiento es superior al de los kuais de bajo riesgo.

Conclusión

El cambio que ha hecho Kuailian es un cambio positivo, necesario y muy beneficioso para el ecosistema en general, que garantiza su sostenibilidad y crecimiento a largo plazo, por lo que no queda otra que aplaudir esta decisión.

Pero de forma individual,  ¿todo el mundo sale beneficiado por el cambio? La respuesta no es evidente, por lo que te recomiendo que lo descubras en este otro post.

Únete a Kuailian

Si quieres unirte a Kuailian, puedes hacerlo a través de este enlace.