Fiscalidad

El pasado jueves 23 de abril tuve la suerte de atender a una videoconferencia ofrecida por Rafael Garnero, especialista en tributación de criptoactivos.

Fue una charla interesantísima. En cuanto esté disponible el vídeo pondré el enlace.

Pero de momento, éste es el resumen de lo mas destacado de su charla y que te puede ser de utilidad cuando hagas tu declaración de la Renta (IRPF).

Desmontando ideas erróneas

Existe una creencia bastante extendida de que al no haber legislación específica sobre fiscalidad de criptomonedas no es necesario pagar impuestos.

Nada más lejos de la realidad.

Si bien es cierto que con toda probabilidad, antes o después habrá legislación específica, también es cierto que la legislación vigente ya obliga a tributar por este tipo de activos.

Otra de las confusiones habituales es que hasta que no se recupere la inversión y se obtengan beneficios, no es necesario tributar. Esto como veremos, también es falso.

Y por último, otro de los errores habituales es pensar que el hecho de intercambiar una criptomoneda por otra, mientras no se pase a Euros, tampoco genera hecho impositivo (es decir, necesidad de declarar). Esto tampoco es así.

Qué hay que declarar

Aclarados estos puntos surge la pregunta.

¿Qué hay que incluir en la declaración de la renta (IRPF)?

Lo mejor es asesorarse por un profesional, ya que cada uno tiene sus circunstancias personales que pueden afectar en su declaración de una forma particular.

Pero dicho esto, vamos a analizar cada uno de los pasos de la inversión en Kuailian, para ver cómo actuar en cada uno de ellos en relación al IRPF.

(Aquí no se analizará el impuesto sobre el patrimonio, que dependiendo de las circunstancias de cada uno, también sería necesario declarar)

Compra inicial de ETH

Lo primero que hay que hacer para invertir en Kuailian es comprar ETH en algún Exchange.

Este acto no tributa.

Compra de licencias

Una vez tenemos los ETH, los invertimos en licencias (kuais).

Igual que en el caso anterior, este acto tampoco tributa.

Pagos diarios (DP)

Al cabo de unos días, cuando se activan las licencias, el inversor empieza a percibir rendimientos diarios procedentes de su inversión.

Estos pagos tributan desde el principio como Rendimientos del Capital Mobiliario y en la declaración de este año (ejercicio 2019), se reflejan en la casilla 33 de la Página 5.

Hay que hacer la valoración diaria en Euros de los rendimientos que se han ido recibiendo cada día y declarar el importe total correspondiente al ejercicio que se esté declarado.

Kuailian facilita facturas mensualmente que reflejan tus rendimientos diarios que te serán de utilidad.

Residual Bonus (RB)

Adicionalmente, aquellos inversores que tengan red de afiliados, recibirán cada día el Residual Bonus.

Para este pago se deberá proceder exactamente igual que para el Daily Payment, es decir, declararlo como Rendimiento del Capital Mobiliario.

Fast Bonus (FB)

El Fast Bonus es el pago que se recibe de forma puntual cada vez que alguno de los afiliados compra nuevas licencias.

En este caso no se trata de un rendimiento directo de la inversión, sino que se trata de una comisión.

Estos pagos tributan como Otras ganancias y pérdidas patrimoniales que no derivan de la transmisión de elementos patrimoniales, y en la declaración de este año (ejercicio 2019), se reflejan en la casilla 298 de la Página 14.

De nuevo, la valoración de cada uno de los pagos se haría transformando en Euros el pago recibido según la cotización del día en que se percibió y calculando el total para el ejercicio.

Otras comisiones, como por ejemplo las que se reciben cuando algún afiliado compra criptomonedas a través de Kuailian Bank o los premios de otros Exchanges por conseguir nuevos inscritos, como Coinbase, tributarían del mismo modo.

Mantener los ETH percibidos en un Wallet

El hecho de mantener los ETH en una wallet (lo que se conoce como holdear) no supone ninguna obligación de tributar ni de informar de su posesión.

Mientras no se produzca ninguna transacción, no hay nada que declarar.

Operar con los ETH

En el momento en que se realice cualquier transacción con los ETH’s, ya sea cambiarlos por Euros, cambiarlos por otra criptmoneda, hacer alguna compra con ellos utilizando una tarjeta facilitada por algún Exchange, etc existe obligación de declarar.

En este caso se debe declarar la ganancia o pérdida patrimonial derivada por la transmisión de esos ETH.

El concepto en el que declararlo sería el de Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones de otros elementos patrimoniales y en la declaración de este año (ejercicio 2019), se reflejan en la casilla 1624 y siguientes de la Página 16.

Para ello hay que calcular la diferencia entre el valor de transmisión (la valoración de los ETH’s en el momento de la venta) y el valor de adquisición (el valor de los ETH’s el día que los adquirimos).

Para calcular el valor de adquisición hay que aplicar siempre el criterio FIFO (First In First Out). Es decir, se entiende siempre que se venden en el mismo orden que se adquirieron, o lo que es lo mismo, se vender por orden de antigüedad.

Para entenderlo mejor, si se el 10 de marzo se compran 2 ETH’s a 130€ cada uno, el 20 de abril se compran 2 más a 150€ y el 30 de junio se vende 1ETH a 180€, la ganancia patrimonial sería de 50€ (180-130).

Si el 15 de septiembre se venden los 3ETH restantes a 140€ cada uno, la ganancia patrimonial de esta operación sería de -10€ (420 – 130 – 300), es decir, sería una pérdida patrimonial.

El resultado final sería una ganancia de 40€ (50-10).

Conclusión

Sin pretender ser una explicación exhaustiva, entre otras cosas porque no tengo conocimientos profundos sobre fiscalidad, con este artículo intento arrojar un poco de luz sobre las obligaciones tributarias de la inversión en Kuailian.

Pero reitero que, en caso de duda, lo mejor es dejarse aconsejar por un profesional.

Únete a Kuailian

Recuerda que si quieres unirte a Kuailian, puedes hacerlo a través de este enlace.